CONCIERTO PRIMER ANIVERSARIO DESERT SONS

Llegamos tarde, trabajando en los vídeos de nuestras Live Sessions y nos dio tiempo ha dejar a Mothersloth en la pantalla del ordenador, tan a tiempo, como para llegar a esa misma canción en la Sala Maravillas, en el primer aniversario de Desert Sons. Pero bueno, ya tendremos tiempo de ver, hablar y disfrutar de ellos.

Bueno, comencemos por el principio, fiesta primer aniversario de Desert Sons, y no podíamos faltar. Durante este largo año nos han traído grandes grupos y auténticas sorpresas… Greenleaf, Pendejo, Kamchatka, 1000 Mods o Mars Red Sky son algunas de las bandas que hemos podido disfrutar por Madrid, y siempre rodeados de buena compañía; Craneón, Pyramidal o Woolly mammoth Rebellion entre otros. Esta vez le tocó el turno a los talladitos de Rotherdam, Goat Leaf, junto a Quaoar, desde Bilbao, y Mothersloth (con lo que ya nos disculpamos).

Del norte llegaron Quaoar, con una extensa amalgama de influencias que va desde Tool a Soundgarden, pasando por Days Of The New y con aires a lo Chris Robinson, que cuando consiguen agarrar una de ellas (da igual si es la más metalera o la más grunge) la exprimen y la bordan. Por ponerles una pega, hasta que la agarran se pierden un pelo, eso si, con un saber estar inusual y una gran voz al servicio de esta idiosincrasia que ayuda a no perderse. Eso si, cuando quieren ser contundentes lo consigue sin despeinarse.

Y de más al norte, llegaron Goat Leaf, unos tipos de la vieja guardia, inquietos y auténticos cabezas de cartel. Una batería plana, inquietante, siempre en su sitio, que deja la batuta y el peso al bajo de Dave Main que sostiene al resto toda la banda de manera magistral y donde la guitarra tiene la libertad de saberse respaldado por un Panther, cargado de medios y contundente. Estravagantes, carismáticos (y desconocidos para un servidor) comenzaron de menos a más hasta cumplir el cupo de tiempo y dejarnos con la miel en los labios de seguir disfrutando.

Una gran noche, una vez más, y solo nos queda dar las gracias a Desert Sons, y esperar la nueva edición del Madrid Stoner Festival.